Artista plástico Miguel Mejía Ramos es nombrado Valdepeñero Ausente en reencuentro en el Auditorio Inés Ibáñez Braña.

En un reencuentro que ha tenido lugar este sábado en el Auditorio Inés Ibáñez Braña.

 

El artista plástico Miguel Mejía Ramos, catedrático de dibujo en el Instituto El Greco de Toledo, ha sido nombrado este sábado Valdepeñero Ausente, en un encuentro organizado en el Auditorio Inés Ibáñez Braña por Televaldepeñas, en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad.

La teniente de alcalde de Cultura, Vanessa Irla, ha destacado la trayectoria de Mejía, con familia de tradición valdepeñera por parte de padre y cordobesa por parte de madre, vivió su infancia, adolescencia y primera juventud en la ciudad del vino, estudiando el bachillerato en el Instituto Bernardo de Balbuena.

Irla ha señalado que el artista “no ha estado realmente ausente sino que ha estado de alguna manera muy ligado a Valdepeñas, que ha buscado cualquier oportunidad como nuestras fiestas patronales o como cualquier otro evento para volver a Valdepeñas y bueno, pues la mayoría de ellos también siguen teniendo familia en Valdepeñas y también es otra excusa para volver”. En este sentido ha manifestado que Miguel Mejía “es uno nuestros embajadores, porque con su obra allí donde ha ido ha hecho gala de Valdepeñas y su arte también es una buena carta de presentación para nuestra localidad, porque sin lugar a dudas, los pueblos, las ciudades y los territorios son lo que sus habitantes hacen de ellos”.

Por su parte, Mejía ha reconocía que “no sé si lo merezco o no lo merezco, pero yo sé que tengo una trayectoria muy dilatada en muchos aspectos, fundamentalmente en la enseñanza y en el arte, la pintura y las artes plásticas en general. Me he prodigado por muchos sitios y entonces a lo mejor eso es lo que se ha valorado”. Por otro lado ha subrayado que “yo es que no me considero ausente porque nunca perdí la relación con el pueblo, yo he venido cuando he querido, no he estado condicionado por alguna circunstancia y no poder venir, yo venía cuando quería y como he hecho de menos de vez en cuando el pueblo, pues el ambiente que hay aquí, mis amigos, mi familia, tengo familia aquí todavía y muchos amigos, pues no he perdido nunca esa relación, ¿no? Y entonces ausente no sé si he estado, intermitente le llamo porque nunca dejé de venir al pueblo”.

Miguel Mejía fue miembro fundador del Círculo de Arte de Toledo en 1995, ha participado en proyectos patrocinados por la Agencia Europea Sócrates dentro de los programas Comenius de innovación educativa, como especialista en el área de las Artes Plásticas (años de 1997 al 2005). Ha tomado parte en encuentros realizados durante esos años en Nápoles (Italia), Dijón (Francia), Rauma (Finlandia), Oporto (Portugal), Ruda-Slaska (Polonia), Budapest (Hungría) y Atenas (Grecia), entre otros. En 2006 llevó a cabo el proyecto en torno a la figura de El Greco, realizado en la isla de Creta (Grecia). En 2008 intervino también en el proyecto en la Isla de Samos (Grecia) titulado “El impacto de la Inmigración en el sistema educativo europeo”.

Entre los años 2012 a 2014 participó en el Intercambio entre el Instituto “El Greco” y el Noble and Greenough School, de Boston, (USA), en calidad de profesor de Dibujo. Ha recibido numerosos premios, entre ellos, la Medalla de Bronce Salón de Arte Castellano-Manchego, la Medalla Selección en la IX Bienal Internacional del Deporte en las Bellas Artes de Barcelona, ha sido finalista en el Premio Nacional de Pintura Taurina de Sevilla o segundo premio de Pintura Gran Formato en la XLV Edición Premios Ejército en Madrid.

Relacionado

Inicia un chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?