El Gobierno de Castilla-La Mancha destinará 16 millones de euros a mejorar la gestión de residuos antes de fin de año.

El Gobierno de Castilla-La Mancha destinará 16 millones de euros a mejorar la gestión de residuos antes de fin de año.

El vicepresidente primero del Ejecutivo autonómico, José Luis Martínez Guijarro, ha especificado que, a día de hoy, los técnicos de la Consejería de Desarrollo Sostenible están valorando las 53 solicitudes recibidas para esta convocatoria.

 

Martínez Guijarro ha subrayado el importante esfuerzo del Ejecutivo regional en proyectos relacionados con la economía circular desde la pasada legislatura, ya que “son más de 60 millones de euros de fondos europeos, tanto de los Next Generation como de los fondos Estructurales FEDER, los que hemos destinado a financiar proyectos relacionados con la economía circular a través de dos convocatorias”.

 

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a resolver, antes de que finalice el 2023, una convocatoria de ayudas de cerca de 16 millones de euros para incentivar a municipios, diputaciones, mancomunidades, consorcios y gestores privados, a poner en marcha  actuaciones para mejorar la gestión de los residuos en la región como la construcción de instalaciones específicas o la implantación de nuevas recogidas separadas, especialmente de biorresiduos, además de mejorar las existentes.

 

Así lo ha asegurado el vicepresidente primero del Ejecutivo autonómico, José Luis Martínez Guijarro, quien ha especificado que, a día de hoy, los técnicos de la Consejería de Desarrollo Sostenible están valorando las 53 solicitudes recibidas.

 

Martínez Guijarro ha asistido hoy a la inauguración del ‘II Encuentro de la Red de Agentes de Economía Circular de Castilla-La Mancha’ junto a la directora general de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Marta Gómez; y la consejera de Desarrollo Sostenible, Mercedes Gómez, un evento que se enmarca dentro de los actos de la presidencia española del Consejo de la Unión Europea desarrollado en colaboración con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD).

 

En su alocución, el vicepresidente primero ha destacado el compromiso del Gobierno de Emiliano García-Page en materia de Economía Circular, por  la modernización en la gestión de los residuos en base a la valoración y el I+D. “Todo esto”, ha dicho, “nos ha llevado a movilizar a lo largo de la pasada legislatura hasta cerca de 60 millones de euros” procedentes de fondos europeos tanto del Plan de Recuperación como de fondos FEDER.

 

Parte de ese dinero, en concreto 4,5 millones de euros, se ha destinado a acelerar las inversiones necesarias para mejorar la gestión de los residuos y avanzar en esos cambios de recogida y de reciclaje que marca la normativa a nivel europeo.

 

En concreto, a día de hoy en Castilla-La Mancha se están desarrollando proyectos tales como la construcción de una instalación de gestión de residuo textil en colaboración con una entidad sin ánimo de lucro en la provincia de Toledo que va a permitir mejorar tanto la recogida como la valorización de un flujo de residuos; así como la construcción de una instalación para la reutilización de residuos de paneles solares.

 

Economía circular como motor de desarrollo

 

Asimismo, el vicepresidente primero ha insistido en la economía circular como un sector que cada vez tiene más peso, siendo una de las palancas de la transición energética, de la sostenibilidad de cara a futuro, ya que “cada vez la sociedad demanda más el reciclaje, reutilización de cualquier tipo de productos”.

 

Más aún en el caso de Castilla-La Mancha, región que lidera la producción de energía a través de las renovables y que ha supuesto la llegada de empresas como Cummins, Vitale o Iberdrola. “Además, contamos en Puertollano con el Centro Nacional del Hidrógeno, un centro de referencia mundial para el estudio y desarrollo de este vector”, ha recordado.

 

Colaboración, clave para la transformación

 

Por otro lado, la consejera de Desarrollo Sostenible ha subrayado el compromiso de Gobierno de Castilla-La Mancha para dar un impulso a la economía circular en nuestro territorio. “Ya aprobamos en 2019 la Ley de Economía Circular pionera en España y posteriormente en 2021 la Estrategia y Plan de Acción”, toda vez que se ha mostrado convencida de que la colaboración es la clave del éxito para la transformación. Para ello, ha dicho, “es necesario aunar esfuerzos para movilizar esta red, impulsarla y mejorarla de manera que sea un motor de cambio en la región”.

 

Desde su creación, en septiembre de 2021 hasta la actualidad, la red es el punto de encuentro de los agentes que impulsan la conversión del tejido empresarial y las instituciones hacia un nuevo sistema productivo. Consta de 77 agentes inscritos: nueve asociaciones empresariales, un centro de investigación, 25 empresas dedicadas al sector de los residuos, cinco instituciones públicas, cinco organizaciones sin ánimo de lucro y 32 empresas dedicadas al sector servicios.

 

Finalmente, Gómez ha insistido en que “el objetivo es que Castilla-La Mancha mire a Europa y que Europa mire a nuestra región, porque nuestras políticas ambientales se alinean con los objetivos del Pacto Verde europeo”. “Es muy importante la colaboración entre distintos niveles de administraciones, aspectos clave para avanzar en cambios de calado, así como avanzar en eficiencia y prosperidad de nuestra región”, ha sentenciado.

Relacionado

Inicia un chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?