FENAVIN recibe, una edición más, el apoyo y el respaldo del Gobierno de Page como una feria que aumenta las exportaciones de vino y los niveles de negocio de nuestras bodegas y cooperativas

@diputacioncr

@DiputacionCR

El presidente de Diputación de Ciudad Real y el consejero de Agricultura han firmado esta mañana un convenio de colaboración.

El presidente de la Diputación de Ciudad Real y de FENAVIN, José Manuel Caballero, ha firmado esta mañana con el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, un convenio por el que se concreta el apoyo y colaboración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a la Feria Nacional del Vino, el principal escaparate de la venta de vino español del mundo, que abrirá sus puertas del 9 al 11 de mayo en el complejo IFEDI de la capital.

Una vez rubricado el acuerdo, Caballero ha dicho que es importante y necesaria la presencia física y visible del Gobierno regional en FENAVIN, así como el aporte económico que permite a la organización ir más allá de las fronteras nacionales o las actividades que impulsa la Junta de Comunidades, pero considera que es más determinante el apoyo institucional a un evento que no siempre gozó de la ayuda de quienes regían los designios de Castilla-La Mancha.

Se ha referido al mandato 2011-2015, cuando el Gobierno regional no estuvo en FENAVIN, “más allá de la presencia en el día de la inauguración”, y se produjo un ataque permanente y continuo a la feria, además de que “se montó una estructura para debilitar el evento”. Por eso Caballero ha conferido esta mañana una especial importancia a que el Gobierno de Page venga apoyando la feria en los últimos ocho años, desde el minuto uno de su gestión.

“Estamos agradecidos al Gobierno regional y aceptamos de buen grado su apoyo a FENAVIN como instrumento revulsivo del negocio del vino en nuestra tierra”, ha dicho Caballero, quien ha añadido que “hoy es imprescindible no contar con su ayuda y su presencia permanente”.

Ha asegurado, por otra parte, que nos encontramos ante la mejor edición de la historia de FENAVIN. “Nos enfrentamos a una feria que va a ser un éxito y que va a proyectar nuestros vinos y nuestra tierra como un lugar en el que se hacen buenos vinos, pero también un lugar en el que se organizan buenas ferias y que tiene capacidad logística para atender a los que llegan”, ha dicho Caballero, quien espera que se vayan con buen sabor de boca si se tiene en cuenta de la oferta gastronómica que están preparando nuestros restauradores y hosteleros.

Ha señalado que tiene la lógica preocupación porque salga bien, pero que con la colaboración y el respaldo de institucional del Gobierno de Castilla-La Mancha está seguro de que se reúnen las mejores condiciones para el negocio en la provincia de Ciudad Real y en la región. Ha adelantado, a este respecto, que ya se han cerrado 10.000 citas comerciales, por lo que la expectativa sobre número de contratos y acuerdos es muy positiva.

También ha recordado que la edición duodécima de FENAVIN será recordada, por primera vez, por el continente, puesto que el complejo ferial IFEDI ya está preparado para acoger a las bodegas y cooperativas que estarán presentes en los casi 28.492 metros cuadrados de superficie expositiva en una superficie total de 32.000 metros. Son casi 400, según los datos facilitados, las que se han quedado fuera de un espacio más accesible que nunca dotado con la mejor tecnología y con instalaciones a la vanguardia. Además, FENAVIN siempre ha mirado al vendedor y al comprador, nunca ha sido una feria de muestras, sino de negocio del vino, no de la industria auxiliar. Asimismo, ha sido y es termómetro de las tendencias y de los indicadores del mundo del vino a nivel internacional.

Ha llamado igualmente la atención sobre la potencia que acreditan las actividades que se celebran durante una feria que es el centro mundial del negocio y del vino español. “Todo lo bueno que tenía consolidado lo hemos llevado a la máxima expresión y los déficits que había los hemos solventado con la entrada en funcionamiento de las nuevas instalaciones”, ha comentado Caballero para destacar, a continuación, la gran presencia de bodegas de Ciudad Real y de la región, prácticamente el 50 por ciento del total.

Ha adelantado durante su intervención que la organización baraja la presencia de 4.000 compradores internacionales y de 15.000 nacionales, así como representación del sector de la hostelería y de las grandes cadenas de supermercados y de venta on line. “Aquí se marca la tendencia de lo que se lleva y lo que significa la actividad en torno al mundo del vino”, ha afirmado.

Ha concluido diciendo que la estimación del total de visitantes ronda los 100.00, que en la Galería del Vino habrá 1.457 referentes distintas dispuestas en las mejores condiciones para ser catadas, de las que 496 corresponden a vinos ecológicos. Ocho pabellones y una significativa presencia de profesionales de la información, puesto que ya se han acreditado 600, son otros detalles a los que ha hecho referencia Caballero, quien ha comentado que 145 vinos cuentan con sellos de calidad diferenciada.

Martínez Arroyo, por su parte, ha manifestado el compromiso absoluto del Gobierno regional con FENAVIN. Ha comentado que a lo largo de ocho años ha sido directa y leal la colaboración y ha afirmado que conviene recordar que no siempre fue así. No ayudar a FENAVIN es un error, según el consejero de Agricultura, porque Castilla-La Mancha y la provincia de Ciudad real son las que más volumen de negocio mueve en torno al sector del vino gracias, según ha remarcado, al esfuerzo de la Diputación.

Son 515.000 euros los que aporta la Junta a la Feria Nacional del Vino. Y buena parte de este montante económico se aplica para favorecer la presencia de compradores internacionales. “Hemos financiado la presencia de 110 importadores muy seleccionados de países de destino muy relevantes para el sector vitivinícola de la región”.

“La feria va a ser un éxito porque el sector está viviendo un momento bueno, dentro de las dificultades. El sector agroalimentario está tirando de la economía, que es el que siempre está y tira del carro, y hace que haya gente viviendo en nuestros pueblos. Hoy el vino de Castilla-La Mancha se vende en 150 países, destinado a la venta nacional, pero muy orientado también a los mercados exteriores”, ha explicado.

En la actualidad se exporta más de 11 millones de hectolitros de vino desde Castilla-La Mancha cuando a primeros del año 2000 eran 2. Se ha pasado del 25 al 55 por ciento en apenas 23 años. Son datos, que, según el consejero de Agricultura, son muy elocuentes. Sólo en el mes de marzo las bodegas y cooperativas de la región han dado salida a un millón de hectolitros.

Martínez Arroyo piensa que podemos congratularnos de estos buenos datos económicos gracias al esfuerzo y al compromiso de todos, pero sobre todo a FENAVIN, donde la semana que viene estarán puestos “todos los ojos”. Ha añadido que es momento de disfrutar de una edición sin carpas en la que se podrá presumir del mejor recinto ferial que hay en la región, que precisamente acoge a la mejor feria del vino español del mundo.

Relacionado

Inicia un chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?