Unidas por Valdepeñas critica la falta de visión política del PSOE para llegar a acuerdos programáticos de progreso

Unidas por Valdepeñas critica la falta de visión política del PSOE para llegar a acuerdos programáticos de progreso

La coalición rechaza el relato falseado por los socialistas sobre los intentos de negociación para crear un gobierno conjunto

Alberto Parrilla y David Casado, concejales del Grupo Municipal Unidas por Valdepeñas han desmontado, esta semana durante el desayuno informativo anual con los medios de comunicación de la localidad, el relato “falso” que los socialistas han venido difundiendo en los últimos meses sobre las fallidas negociaciones para conciliar un gobierno de coalición progresista en la localidad.

Los ediles han reiterado, una vez más, que en ningún momento tras las elecciones del pasado mayo, en Unidas por Valdepeñas se planteó la posibilidad de alcanzar un pacto con los partidos de la derecha, como los socialistas han insistido en difundir. “Como ya dijimos en su momento, a nosotros no se nos había votado para eso y tampoco era nuestro objetivo sacar a Jesús Martín de la alcaldía a cualquier precio”, ha señalado David Casado. Según el concejal, la única formación con la que se intentó llegar a un acuerdo fue el Partido Socialista, pero “no fue posible”, según ha reconocido, ya que “su principal objetivo era conseguir al menos un concejal que les permitiera sacar adelante sus liberaciones sin querer hablar de medidas políticas”.

El portavoz del Grupo Municipal, Alberto Parrilla, ha incidido en que hasta el momento se han mantenido fieles al proceso de negociación y no han querido desvelar el contenido de las conversaciones. Sin embargo, a la vista de los repetidos ataques del alcalde, Jesús Martín, y algunos de los miembros de su equipo, falseando el contenido de las frustradas negociaciones se ven empujados a arrojar algo de luz sobre el proceso. Porque, según ha señalado, “no van a permitir que se mienta y se creen falsos argumentos sobre el porqué de la ruptura en las negociaciones”. Parrilla ha criticado la tardanza del PSOE en establecer contacto con Unidas por Valdepeñas, tras las elecciones (un mes después), y se ha remitido al comunicado que su Grupo Municipal envió a la prensa el 4 de julio, donde se declinaba la oferta propuesta por parte del equipo negociador socialista, que se limitaba “a ofrecernos un sueldo y medio sin entrar a hablar de las políticas a desarrollar ni el dinero destinadas a ellas”. Parrilla ha subrayado la negativa de la coalición que encabeza a participar en la estrategia habitual del PSOE de Valdepeñas de “salir a buscar concejales para comprar”, con el único objetivo de que “levanten la mano en sus propuestas”. Y ha insinuado que esta instigación al “transfuguismo” por parte del Partido Socialista “se buscó no sólo en las filas de Unidas por Valdepeñas, sino que también hubo intentos en las del PP”. Unos intentos con el objetivo último de conseguir la liberación (dedicación con salarios a cargo de las arcas municipales) de la mayor parte del del Grupo Socialista, sin hablar de sueldos límite o incompatibilidades de los concejales que cobran a la vez del Ayuntamiento y de su actividad privada. La postura contraria de la coalición a este tipo de prácticas, ha señalado Parrilla, “sigue siendo muy clara y estamos muy orgullosos de ello”.

Para el concejal de la formación de izquierdas no tenían sentido unas negociaciones en las que el PSOE en ningún momento quiso trabajar sobre una hoja de ruta política para los cuatro años de legislatura. Y ha insistido en que a lo largo del breve período que duraron las conversaciones, los socialistas únicamente ofrecieron “una concejalía, la que quisiese, y una liberación para mí, otra concejalía y media liberación para David”, a cambio de “cuatro añitos calladitos y votando que sí a todo lo que decía el PSOE. Esa era su propuesta, y de ahí no se bajaron”. La falta de estudio del programa electoral de Unidas por Valdepeñas, la nula disposición a estudiar iniciativas y dotaciones presupuestarias para llevarlas a cabo y el rechazo de plano a tratar sobre la remunicipalización de los servicios públicos, dieron al traste con unas negociaciones en las que, según Parrilla, lo que el PSOE pretendía en realidad era impedir toda colaboración y participación activa de Unidas por Valdepeñas en la gobernabilidad de la ciudad.

El rechazo a la compra de voluntades propuesta por los socialistas era, según el portavoz, la única salida posible ya que “los valdepeñeros y valdepeñeras no nos votaron para estar callados, nos votaron para realizar políticas de empleo, feministas, ecologistas, sociales, urbanizadoras, de democracia participativa”. En ello están, asegura, impidiendo desde su papel en la oposición “algunas subidas brutales de tasas, sacando adelante mociones contras productos cancerígenos e intentando que el pleno recupere funciones pérdidas”. Por lo todo ello, el portavoz de Unidas por Valdepeñas considera que “nuestra presencia en el Ayuntamiento hoy es más indispensable que nunca”.

Relacionado

Inicia un chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?