El Gobierno de CLM mejorará la situación económica de 22.730 personas en situación de dependencia y sus familias

@juntadecastillalamancha

@gobjccm

La consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo regional, Blanca Fernández, ha detallado que “los efectos económicos de las nuevas cuantías serán efectivas a partir del 1 de abril”, unos incrementos que se irán actualizando y reconociendo progresivamente con carácter retroactivo desde esa fecha. 

Blanca Fernández ha explicado que se incrementa de oficio hasta un diez por ciento la prestación económica de cuidados en el entorno familiar (PECEF) y entre un cinco y un 15 por ciento la vinculada a la contratación de servicios como atención residencial, centro de día, ayuda a domicilio y terapias. 

La portavoz sostiene que en esta evolución “ha tenido mucho que ver el compromiso y la sensibilidad del presidente García-Page, que ha incrementado un 65 por ciento el presupuesto de la Dependencia, hasta llegar a los 615 millones que destinamos en el presente año, frente a los 372 que nos encontramos en un sector que a día de hoy genera más de 24.600 empleos, la mayoría femeninos y en el ámbito rural”.

Tal y como avanzó el pasado viernes el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, el Consejo de Gobierno ha dado el visto bueno al decreto que garantizará la mejora de la situación económica de 22.730 personas beneficiarias del Sistema de Atención a la Dependencia y sus familias.

Una medida a la que el Gobierno castellanomanchego destinará casi 7,7 millones de euros más al año, con lo que se incrementa de oficio hasta un 10 por ciento la prestación económica de cuidados en el entorno familiar (PECEF) y entre un 5 y un 15 por ciento a las prestaciones vinculadas al servicio, (PVS) como atención residencial, centro de día, ayuda a domicilio y terapias.

De esta manera, en los límites máximos se pasa de un máximo de 300 euros en Grado 1 de prestación vinculada al servicio a 345; en Grado 2 se pasa de 610 a 701 euros y en Grado 3 de 715 a 822 euros al mes.

Y en cuanto a las prestaciones económicas para el cuidado en el entorno familiar quedarían de la siguiente manera: en Grado 1 pasaría de 153 a 168 euros; en Grado 2 de 269 a 296 y en Grado 3 de 388 a 426 euros.

Así lo ha explicado la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, de manera que, en total, a la prestación económica de cuidados en el entorno familiar y a las prestaciones vinculadas al servicio se destinarán 86,5 millones de euros al año. En este sentido, Blanca Fernández ha detallado que “los efectos económicos de las nuevas cuantías serán efectivas a partir del 1 de abril”, unos incrementos que se irán actualizando y reconociendo progresivamente con carácter retroactivo desde esa fecha.

Tanto o más importantes son para la consejera y portavoz otra serie de medidas que se recogen en el nuevo decreto y que no conllevan cuantía económica, como son el reconocimiento de la prioridad en la tramitación para personas mayores de 90 años; el establecimiento de mecanismos que permitan a las personas beneficiarias manifestar las preferencias en cuanto a la atención que quieren recibir del Sistema de Atención a la Dependencia (SAAD), con lo que se acorta también los tiempos de espera; la simplificación de los procedimientos de revisión del programa individual de atención; la revisión de los requisitos de reconocimiento de la prestación de cuidados en el entorno familiar; o el reconocimiento de la compatibilidad de forma completa del servicio de ayuda a domicilio con el servicio de promoción de la autonomía personal en sus modalidades de SEPAP-‘MejoraT’ y de servicio de productos de apoyo.

Simplificación, mejora y consolidación

Todo ello planificado por el Ejecutivo que preside Emiliano García-Page con unos objetivos muy claros, entre los que destacan la simplificación del procedimiento administrativo en materia de dependencia; la mejora de las prestaciones económicas del SAAD con cargo al nivel adicional de protección de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha; “y la consolidación de medidas que faciliten la permanencia de las personas en situación de dependencia en su entorno porque es lo que la inmensa mayoría de las personas quieren”.

A este listado, Blanca Fernández ha añadido otra finalidad que permite seguir avanzando en los compromisos adquiridos, al referirse a la disminución de la lista de espera en el Sistema de Atención a la Dependencia, apartado en el que Castilla-La Mancha ha pasado del 44 por ciento en 2015 al 3,7 por ciento de la actualidad, porcentaje que sitúa a Castilla-La Mancha en el segundo puesto a nivel nacional.

Evolución notable desde 2015

Una evolución que también se observa en las 85.666 prestaciones (un 82 por ciento más que en 2015), en las 67.338 personas atendidas (94 por ciento más respecto a 2015) y en la reducción de un 95 por ciento de los expedientes pendientes del programa individual de atención en la que “ha tenido mucho que ver el compromiso y la sensibilidad del presidente García-Page, que ha incrementado un 65 por ciento el presupuesto de la Dependencia, hasta llegar a los 615 millones que destinamos en el presente año frente a los 372 que nos encontramos en un sector que a día de hoy genera más de 24.600 empleos, la mayoría femeninos y en el ámbito rural”, ha manifestado para concluir la consejera portavoz.

Relacionado

Inicia un chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?